• Imprimir

Programas de detección precoz

Un estilo de vida saludable reduce significativamente el riesgo de desarrollar un cáncer, mientras que los hábitos nocivos aumentan bastante las posibilidades de sufrirlo. Por otra parte, el diagnóstico de un tumor en estadios iniciales permite un tratamiento menos agresivo y aumenta significativamente las posibilidades de curación. Por este motivo, el ICO colabora con los distintos programas de detección precoz que impulsa el Departamento de Salud de la Generalitat de Catalunya y cuenta con el Programa de Asesoramiento Genético con mayor volumen de actividad del Estado español.