• Imprimir

Más del 80% de los casos de melanoma se podrían prevenir

La exposición excesiva al sol es el factor de riesgo más importante del melanoma especialmente durante la infancia y la adolescencia ya que este tipo de cáncer está asociado a episodios de quemaduras solares acumulados a lo largo de la vida. El año pasado en Cataluña se diagnosticaron 860 casos (424 hombres y 436 mujeres).

22/05/2017 14:05
Protecció solar

El 23 de mayo se celebra el Día Mundial del Melanoma. Este tipo de cáncer de piel es una enfermedad poco frecuente, pero con una mortalidad elevada. El melanoma es un tipo de cáncer de piel muy agresivo y está asociado a episodios de quemaduras solares acumuladas a lo largo de la vida y que aparece en los lugares del cuerpo más expuestos.

Más del 80% de los casos de cáncer de piel se podrían prevenir evitando una exposición excesiva al sol y las quemaduras cutáneas. De hecho, la exposición excesiva al sol es el factor de riesgo más importante de este tipo de cáncer de piel, especialmente durante la infancia y la adolescencia. Según datos del Plan Director de Oncología estima que el año pasado en Cataluña se diagnosticaron 860 casos (424 hombres y 436 mujeres).

Medidas de protección

Las recomendaciones preventivas básicas para disfrutar del sol de manera saludable son:

• Empezar a tomar el sol de manera gradual y evitar la exposición prolongada y las horas de máxima intensidad -de 12:00 a 16: 00-.
• Cubrirse con camisetas y ropa de algodón, gorra o sombreros de ala ancha, para proteger también cuello y orejas. Llevar gafas de sol homologadas, preferiblemente con banda lateral.
• Utilizar crema de factor de protección elevado (superior a 20). Aplicarla en cantidad suficiente, un rato antes de la exposición y periódicamente después de bañarse o si se suda mucho.
• Beber agua para evitar la deshidratación y evitar tomar el sol si se toma medicación fotosensible.


También hay que tener en cuenta

• El hecho de no sufrir calor no implica que se produce quemadura solar. Las quemaduras se deben a la exposición a los rayos ultravioletas y el efecto térmico, en cambio, a la radiación infrarroja.
• Del mismo modo, el hecho de que esté nublado tampoco evita las quemaduras.
• La aplicación de productos fotoprotectores no se puede considerar una forma segura de proteger la piel ni un medio para prolongar la exposición al sol.
• La exposición prolongada produce daños y envejecimiento de la piel y arrugas prematuras. También afecta a los ojos y puede alterar el sistema inmunológico.
• Las lámparas y las camas de sol artificial también pueden ser perjudiciales para la emisión de radiaciones ultravioletas.
• En la playa, el agua y la arena reflejan la luz y aumentan la intensidad solar. Lo mismo ocurre en la montaña a más altitud o con nieve.