• Imprimir

El ICO y Pallapupas impulsan un programa pionero para mejorar el bienestar de los pacientes oncológicos adultos

Es la primera vez, en el estado español, que payasos profesionales de hospital trabajan para mejorar el bienestar de los pacientes adultos en un centro hospitalario oncológico.

20/06/2017 11:06
Pallapupes

La ONG de payasos de hospital Pallapupas y el Instituto Catalán de Oncología (ICO) L'Hospitalet han puesto en marcha un programa pionero en España consistente en la visita de payasos profesionales de hospital para mejorar la estado emocional de los pacientes oncológicos en edad adulta que son atendidos en este centro oncológico de referencia.

La actividad de payasos de hospital de Pallapupas en el ICO L'Hospitalet se inició en fase de prueba en octubre del año 2015 en la planta de Oncohematología. Un año más tarde (octubre de 2016) se amplió en el área de Consultas Externas y, ya como programa establecido, se ha incorporado este pasado mes de enero en Oncología Radioterápica. Después de comprobar que los payasos encajaban en los procesos de enfermedad en pacientes adultos, la actividad se ha consolidado con una gran aceptación y complicidad, tanto por parte de los pacientes como por parte del personal sanitario.

Durante el 2016, cerca de 4.000 personas, entre enfermos y familiares, se han beneficiado de la intervención de los payasos profesionales de Pallapupas en el ICO. Esta actividad en el ICO se enmarca dentro de la Política de Responsabilidad Social Corporativa de la institución y que se alinea con su valor 'Pensamos como paciente'.
 
Un programa pionero en toda España
Es la primera vez, en el estado español, que payasos profesionales de hospital trabajan para mejorar el bienestar de los pacientes adultos en un centro hospitalario oncológico.

El programa, que consiste en la visita regular de payasos profesionales de hospital en el centro, es el primero en España que se pone en práctica con pacientes de edad adulta. En él, los payasos interactúan e improvisan con los pacientes a partir de la metodología propia de Pallapupas, basada en el humor y el teatro.

Con esta acción se persiguen cuatro objetivos principales:

1. Mejorar el bienestar emocional de los pacientes oncológicos y sus familiares.

2.Reduir el miedo, la ansiedad y el estrés de los pacientes hospitalizados y sus familias.

3.Reduir la percepción del tiempo de espera en el hospital.

4.Crear un ambiente que reduzca la tensión emocional en el hospital.

Estos objetivos constituirán los ejes de investigación del estudio que evaluará la labor de Pallapupas con pacientes oncológicos que se llevará a cabo durante el segundo semestre de este año y que concluirá con los indicadores resultantes que permitirán conocer el impacto del programa de payasos de hospital profesionales con pacientes adultos de oncología.

El humor como terapia ante la enfermedad
Según la directora y fundadora de Pallapupas, Angie Rosales, con esta actividad se quiere generar un cambio positivo en las personas que están sufriendo una enfermedad, mejorando su estado emocional, con el humor como recurso para superar y crecer en la adversidad , y añade, "el humor es un recurso poderoso para superar la enfermedad, ya que nos permite relativizar la y rebajar su carga de dramatismo". Para Rosales, el humor tiene cabida incluso en las situaciones más difíciles: no sólo los niños, sino que los adultos también necesitan este recurso que, sin lugar a dudas, les ayuda en el proceso de afrontamiento de la enfermedad. "El humor nos hace más fuertes y libres frente al dolor", concluye la directora de Pallapupas.

Por su parte, la directora de Estrategia y Proyectos e impulsora de la iniciativa en el ICO, Ana Rodríguez, remarca que los Pallapupas contribuyen a la humanización del hospital y en la prevalencia del sujeto por encima de la enfermedad. Para Rodríguez, "este objetivo es, precisamente, lo que persigue el programa del ICO 'Convivir con el Cáncer', el hilo conductor es actuar más allá de la enfermedad" y añade "entre todos queremos desarrollar un hospital diferente , amable, cercano y que trate a las personas con el mismo cuidado y pasión que como tratamos a la enfermedad ".